Kargos

Indumentaria

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Advertencia: el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercaderías constituye un mecanismo universal que permite clasificar en 96 Capítulos todas las mercaderías susceptibles de ser importadas y exportadas; las que existen y, eventualmente, las que estén por existir. A su vez, este índice de materias se divide en 21 secciones que comprenden 1241 Partidas.

La clasificación de las mercaderías permite a los gobiernos de los países que han adoptado este Sistema la fijación de sus tarifas aduaneras y demás medidas conexas con la importación y la exportación.

Los técnicos de nuestra organización están en condiciones de encarar la correcta clasificación arancelaria de cualquier mercadería. El detalle que se propone a continuación es simplemente demostrativo de las operaciones que actualmente manejamos a través de la confianza y el mandato otorgados por nuestros clientes.

Los Capítulos 61 y 62 del Sistema Armonizado comprenden a la indumentaria excepto a determinados tipos de prendas de vestir que encuentran su ubicación en Partidas más específicas de la Nomenclatura. Tal el caso de la indumentaria de plástico (Partida 39.26), de caucho (40.15), de cuero (42.03), de papel (48.18) y de amianto (68.12)

Para establecer la clasificación de una prenda de vestir, es necesario en primer lugar, hacer un cuidadoso análisis de la materia que la compone.

Uno de los rubros que causa mayores problemas y errores radica en la indumentaria de plástico. Por ejemplo, un tejido revestido de plástico por ambos lados no se clasifica en la Sección XI sino en el Capítulo 39. Por eso, un wader de pescador, fabricado con este tipo de materia escapa al rubro textil y con ello a una carga tributaria y a una exigencia para arancelaria muy importante. Conocer de antemano estas vicisitudes ayuda al importador a tomar acertadas decisiones comerciales.

Las mercaderías de los Capítulos 61 y 62, donde se clasifican según el tejido sea de punto o distinto del de punto, abarcan entre otros: los abrigos (tapados y sobretodos), chaquetones, cazadoras, trajes, trajes sastre, pantalones cortos, camisas, blusas, camisetas interiores, calzoncillos, batas, bombachas, camisones, prendas para bebé, prendas confeccionadas con fieltro o telas sin tejer o telas cauchutadas o telas revestidas de plástico pertenecientes a la Sección XI, conjuntos de entrenamiento, bañadores, corpiños, corsés, pañuelos de bolsillo, bufandas, corbatas, guantes, complementos de vestir, etc.

Los permanentes cambios de la moda y la introducción de tejidos novedosos hacen que el despacho de indumentaria sea muy delicado y complejo. Como recomendación general, diremos que nunca podrá encararse un negocio sin un previo examen de las muestras.

Close Menu